La teología profundiza en el estudio de Dios y las sagradas escrituras.

Todo cristiano debe interesarse en conocer las diferentes técnicas de interpretación bíblica.